Back to consejos de belleza

Mujeres de verdad

La verdadera belleza empieza con Kim

La historia de Kim

“Estar en un entorno que perjudica tu piel y manos, a veces te quita las ganas de estar o sentirte bonita”

Kim Shaw es una madre y esposa muy ocupada, combina estos dos roles con un trabajo de jornada completa como Administradora/Secretaria de una de las canteras de piedra más grandes de Europa. Kim es una de las primeras caras que ve la gente al llegar a la cantera y ella está generalmente siempre presente para asegurarse de que las personas han rellenado los documentos correspondientes y llevan la ropa y calzado de seguridad adecuados antes de entrar en las instalaciones. Su mayor preocupación en asuntos de belleza es la aplicación de color sobre los pómulos y ha aprovechado esta oportunidad para preguntarle a Lisa Armstrong cómo hacerlo de modo cotidiano. El trabajo en las canteras ha sido siempre cosa de hombres, sin embargo en los últimos tiempos un mayor número de mujeres está entrando a trabajar en esta industria y escalando puestos como profesionales.

El color de los pómulos es algo que siempre me ha hecho sentirme un poco incómoda y cohibida, especialmente con la edad. Siempre he querido tener un cutis impecable al tiempo que realizo mi régimen de belleza matutino. Normalmente paso unos 30 minutos maquillándome y peinándome antes de salir hacia mi trabajo. Siempre he tenido mucho interés en conocer nuevos trucos y consejos de belleza y me hizo mucha ilusión saber que QVS quería mi participación en su campaña “La verdadera belleza empieza aquí… contigo!

Al principio de mi adolescencia era una persona muy segura y probé muchos productos de belleza nuevos y lanzamientos novedosos. Incluso probé a hacerme una permanente, ¡pero no salió bien! Nunca fui una pionera, siempre seguía a la mayoría, por decirlo de alguna forma, sin embargo era mucho más positiva en relación a la belleza de lo que soy ahora.

A los veintitantos años, ya casada y con hijos, tuve que empezar a comprar productos más económicos y a dedicar menos tiempo a experimentar con maquillaje.  Mis hijos son ahora mayores y tengo más tiempo. Puedo cuidarme con hidratantes y cosméticos mejores pero sigo teniendo en cuenta la calidad y la relación calidad-precio.

Mi rutina diaria de belleza consiste en aplicarme una crema hidratante de buena calidad y una base, rímel y colorete. Antes me aplicaba el maquillaje con los dedos pero después de conocer los accesorios de belleza QVS nada podría hacerme volver a mi vieja costumbre. He aprendido que el uso de pinceles y aplicadores cosméticos de calidad no solo ayudan a crear el cutis perfecto sino que también me hacen sentir fenomenal. ¡Lisa Armstrong me ha ayudado a conseguir una tez perfecta y a que me sienta como una verdadera Estrella!

Share this article